SUMANDO CORAZONES

SUMANDO CORAZONES

BIENVENIDOS A ESTA NUESTRA ESCUELA DE VIDA

HE PLANTADO Y HA BROTADO. TODO LO QUE HABITA ESTE RINCÓN ES DE IDA Y VUELTA. QUE LA ROSA DEL GOZO FLOREZCA EN VUESTROS CORAZONES.


CANTO Y GRITO FUERTEMENTE A LA FUGACIDAD DE LA VIDA, DE AHÍ MI PASIÓN POR VIVIR SÓLO DE LO ÚNICO QUE POSEO CERTERAMENTE: EL INSTANTE .

LA AUTO-DEMOSTRACIÓN DE UNA BUENA AUTOESTIMA, DEL AUTO-REENCUENTRO, NO SE DA NORMALMENTE EN DÍAS SOLEADOS, ESA SITUACIÓN ES DEMASIADO SENCILLA, PARA RECONOCER Y RE-NACER EN LA LUZ HAY QUE SUMERGIRSE PRIMERO EN LA OSCURIDAD, ES AHÍ DONDE HAY QUE SER CONSCIENTE DE NUESTRA FUERZA, PARA ASÍ PODER TOMAR EL IMPULSO NECESARIO PARA LLEGAR A ACARICIAR A LAS ESTRELLAS.


TODOS VUESTROS COMENTARIOS ACARICIAN MI SER, MI ESENCIA, MI ALMA, MI TODA YO. SOIS AMOR... GRACIAS DESDE LO MAS PROFUNDO DE MI CORAZON..

Guerrer@s de Luz - Los autentic@s dueños de este blog

lunes

CIELO O INFIERNO ¿CUAL ELIGES? RECUERDA ERES LIBRE


Bien sabemos que el cielo y el infierno son dos caras de la misma moneda y responden al estado mental con que nos identificamos según las situaciones que se presentan a diario.

Durante generaciones fuimos criados con la imagen de un Dios de barba blanca en el cielo, y un diablo con cuernos y tridentes en el infierno, y así crecimos y creímos que entre esas dos opciones se desplazaría nuestra vida y nuestra muerte.

La más aberrante de las informaciones que nos dio la sociedad fue esa. Creer en un Dios fuera de nosotros, y en su contraparte, un diablo aun más temible. Eso nos hizo buscar allí en las nubes o donde fuera, la clemencia de un Dios benéfico, que nos salvase de las garras de un demonio malicioso. La desmesura llegó incluso a atribuirle a Dios dureza en sus rasgos o una predisposición a castigarnos por nuestros pecados y culpas.

Lo que limita toda esta historia a una complicidad entre Dios y el diablo, jugándose a las cartas el destino de los humanos, que una vez comida la manzana caímos irremediablemente en este valle de lagrimas, lejos del jardín del Edén y a pocos metros del infierno tan temido.

¿Qué es el cielo?



¿No será el estado de dicha que da la calma mental?

¿La certeza de saber quienes somos realmente, sin necesidad de dioses que se compadezcan y de diablos que nos castiguen?

¿No será el cielo, el eterno presente en el cual nos fundimos, cuando no hay mas agobio del pasado, ni miedo al futuro?

¿No será el cielo, esta respiración que nos conecta con el universo y nos hace trascender los limites de la mente y el cuerpo?¿No será el cielo, la sensación cálida en el pecho, que podemos experimentar ya mismo, amando, amando y amando, todo lo que existe, y que es claramente otra manifestación de nosotros mismos?



¿Qué es el infierno?



El miedo que nos aleja de saber y vivir nuestra verdad, aquí y ahora.

La prisión de creer que este cuerpo es real, único, y comprobar como lo estamos perdiendo hasta con un suspiro.

La mente que cree que lo que hay afuera esta separado de ella y genera conflicto, tensión y dualidad, fabricando fantasías de apego, duda y temor.

El rencor por aquel que piensa diferente, el odio que causa la división por partidos, grupos y creencias, la soledad de la mente limitada que vive esperando que los demás llenen nuestra vida, sin hacernos cargo de nuestra plenitud de una vez por todas.

No será el infierno, el sufrimiento y el cielo, el estado de dicha, que estamos viviendo aquí y ahora, ya mismo.



El cielo y el infierno son el estado mental en el que estamos vibrando.Tantas veces por día pasamos del cielo al infierno, con paradas cortísimas, en paraísos y purgatorios.

¿No es hora de vivir un estado de gracia continua que no dependa de la batalla que libran en nuestra mente dioses y demonios?

¿Podemos quitarnos ya mismo el diablito interno, hacerle un guiño compasivo, y sacarlo de nuestra experiencia?

¿Podemos decidirnos a asumir el Dios que siempre fuimos y no nos atrevimos a reconocer?¿Podemos dejar el cielo y el infierno, para las telenovelas de aquellos que siguen prisioneros de los personajes que interpretan, y no quieren reconocer que el autor divino de todas esas historias está en nosotros?



Somos dioses. Sepámoslo. Vivamos como tales.Gracias por existir




Claudio María Domínguez

13 comentarios:

Mundo Animal. dijo...

%%%%%%
`,%%;,%,%%%;
... ,% Mundo %%;
. `%/% * %//%_%,
.. %(%% Animal ;%%%,`
.. %_ % `;%/%__/-%%
.. ,%% %// %%;%%` .
.............. `!) /
................ |.( ...____()() _ ()()__
................ |.| ../|__( ’o’,)(,’o’ )_||
................ |.| ./__(,( . . )( ... ),)__.
,,,,,,,,,,,,,,,,)| | ,,|’,,,(..)(..)(..)(.,),,,,’|

HOLAAA AMIGA SI ES SOMOS LIBRES ASI QUE A VIVIR, QUE TENGAS UNA SEMANA GENIALL
SALUDOS CHRISSSSSSSSSSSSSSSSSS

ஐ Lucero ஐ dijo...

Buenas noches amiga muy interesante entrada ami siempre me decian que el infierno estaba aca en la tierra, y creo que si pasa cada cosa, que tengas una buena semana
besitosss

Reysagrado dijo...

A mí me encanta la dualidad del Ser Humano.

Si realmente asumimos que somos LIBRES, que somos nuestros propios Dioses, entonces empezaríamos el verdadero conocimiento de saber quiénes somos y qué queremos, sin imposiciones externas, sin represiones, sin tabúes, sin limitaciones, sin temor ni miedo a sentir, ¡¡sin reparo a VIVIR!!

Me quedo con lo bueno de cada uno: la dulzura y ternura del Cielo; la atracción irresistible de nuestro "animal", de nuestro Ser Salvaje, de nuestro Fuego, de nuestro "chico/a malo/a", de nuestra transgresión de todo aquello que está "prohibido", de todo aquello que es "pecado"...

Esa mezcla: una Vampiro/Vampiresa cogiendo a su "víctima" con Irresistible Ternura y Delicadeza en un arrebato incontrolable de Suave Furia Pasional...

"Caerás en el refrescante Cielo de mis Infiernos, en el tórrido Infierno de mis Cielos"

Esto es para mí ser Dioses y actuar como tales.

WHO dijo...

Que certeras tus palabras, como agnóstico está de más decir que el único Dios que conozco es el de los hechos y las buenas intenciones, emanadas de actos honestos y nobles.
No dependo de nadie ajeno a mi para hacer o deshacer y mucho menos para rendirle cuentas y esperar una justicia divina a mi muerte.
El cielo es azul lleno de estrellas y aves volando y el infierno es el sufrimiento que unos humanos aplican a otros por mor de múltiples intereses espurios.

Lisandro dijo...

El infierno es esta tierra... asi lo pienso yo, el cielo es un estado superior y armonioso que debemos descubrir!!! un abrazo!!! interesante post
!!!!

Rosna dijo...

Rosa san , cielo-tierra ,aqui y ahora , ambos están ,conviven y mi sueño es unir cielo-tierra .
Es ley bajar para subir ...... me viene a la memoria La Caverna de Platón , vivimos en la oscuridad necesitamos salir ... llegar y regresar para ayudar a los quedaron .
Un abrazo desde este rincón de nada hasta tu alma iluminada .
Rosna

David dijo...

Hola Rosa!!
El cielo y el infierno, tan sobados y tan usados!!
Al margen de religiones que siempre quieren codicionar y cada vez lo consiguen menos, creo que el cielo puede ser el silencio, la paz, el recuerdo de esa ausencia, el deseo y sueño, la busqueda de la compasión.
El infierno todo lo contrario; la inquietud, el miedo, los errores, ansiedad , egoismo....

Podemos estar donde queramos estar.
Es cuestión de moverse.
Podemos ser lo que queramos ser.
Es cuestión de actitud.
Un beso.

FABIA dijo...

Creo que todos pasamos por momentos de cielo y de infierno en nuestras vidas. Afortunadamente nunca me senti tanto en los últimos años en mi cielo (aunque tambien hay ratitos de infierno, pero son los menos).
Besinos Rosa, un placer pasar por aqui.

Mª JOSE. dijo...

ROSA,el cielo y el infierno ,lo creamos nosotros mismos.Como el ying y el yang,ambos se complementan,está en la decisión de cada uno el dejarse llevar.
Besos.MJ

Sandra dijo...

Rosa, hay que decirle a Claudio M.Dominguez que no repita mucho eso de "todos somos dioses", porque hay gente que se lo toma muy a pecho y se lo cree de verdad!
Sobre cielos e infiernos? Supongo que cada uno vive el que puede o el que le toque en suerte; eso sí.. si todavía nos queda un pedacito de cielo, procuremos no ser arrastrados por los que viven y vivieron siempre sumergidos en el peor de los infiernos! Menuda tarea...

Armando dijo...

Hola Rosa. En la potestad que tengo como ser humano , deseo manifestar, aunque un poco al márgen, pero sí relacionadas con tu relato, dos cosas:
1º La fe, es un don que se nos da a cada uno individualmente y en nuestra libertad la aceptamos o no, la manipulamos o la ignoramos.
De la misma forma que las plantas necesitan estiércol para florecer, a nosotros, nos hacen falta nuestros defectos, nuestras miserias, para que crezcan nuestras virtudes, y nuestra razón de ser y de vivir, vayan enraizándose cada vez más.
2º La Libertad es otro preciado regalo que Dios nos ha otorgado, y en lo ÚNICO que se ha quitado la potestad de intervdenir. Por lo tanto,somos libres para optar por la verdadera LIBERTAD o por el libertinaje, que por desgracia y debido a nuestro egoísmo, soberbia y mentiras de todas clases, están llevando a este mundo a la infelicidad más absoluta......EL QUE TENGA OÍDOS, QUE ESCUCHE como dice Jesús.
Afectuosos saludos.

Adolfo Payés dijo...

los creadores del cielo e infierno somos nosotros,

Bello post.

Un abrazo
Saludos fraternos..

Que tenga un hermoso día.

Nélida dijo...

Me gusta vivir en el cielo, y así intento que sea mi vida "celestial"...