SUMANDO CORAZONES

SUMANDO CORAZONES

BIENVENIDOS A ESTA NUESTRA ESCUELA DE VIDA

HE PLANTADO Y HA BROTADO. TODO LO QUE HABITA ESTE RINCÓN ES DE IDA Y VUELTA. QUE LA ROSA DEL GOZO FLOREZCA EN VUESTROS CORAZONES.


CANTO Y GRITO FUERTEMENTE A LA FUGACIDAD DE LA VIDA, DE AHÍ MI PASIÓN POR VIVIR SÓLO DE LO ÚNICO QUE POSEO CERTERAMENTE: EL INSTANTE .

LA AUTO-DEMOSTRACIÓN DE UNA BUENA AUTOESTIMA, DEL AUTO-REENCUENTRO, NO SE DA NORMALMENTE EN DÍAS SOLEADOS, ESA SITUACIÓN ES DEMASIADO SENCILLA, PARA RECONOCER Y RE-NACER EN LA LUZ HAY QUE SUMERGIRSE PRIMERO EN LA OSCURIDAD, ES AHÍ DONDE HAY QUE SER CONSCIENTE DE NUESTRA FUERZA, PARA ASÍ PODER TOMAR EL IMPULSO NECESARIO PARA LLEGAR A ACARICIAR A LAS ESTRELLAS.


TODOS VUESTROS COMENTARIOS ACARICIAN MI SER, MI ESENCIA, MI ALMA, MI TODA YO. SOIS AMOR... GRACIAS DESDE LO MAS PROFUNDO DE MI CORAZON..

Guerrer@s de Luz - Los autentic@s dueños de este blog

lunes

COMUNICACIÓN-PAREJA





El texto que a continuación transcribo es de mi compañero Hay Teacher Carlos Ocho.
Gracias, compañero de viaje.  Gracias infinitas, Carlos.



"Hoy vengo con fuerza:
 
Hablemos de comunicación.
 
Si un español intenta hablar con un inglés, y ninguno de los dos saben el idioma del otro, no creo que puedan llegar a comunicarse, no? Y si un hombre intenta hablar con un perro, tampoco creo que lo consiga, cierto?
En estos ejemplos, ¿que podríamos hacer para solucionarlo? Ya hace años, que el primer ejemplo se solucionó, y se dieron cuenta de la importancia del lenguaje, los idiomas, y así poder relacionarse mejor con las palabras adecuadas. La comunicación no verbal puede ayudar mucho, pero no en todos los casos, y aun menos en el tiempo.
En el segundo ejemplo, está claro que no hay nada que hacer, a no ser que adiestremos a nuestro perro en una Camada, y entonces aprenderíamos el nuevo lenguaje para que se puedan comunicar entre ambos.

La cuestión es que hay un interés, al menos, por alguna de las partes, normalmente de ambas, por querer comunicarse y saber qué necesita para poder llegar a ello. En estos casos: aprender un nuevo idioma, o técnicas de adiestramiento.


También es conocido, que muchos actores que interpretan a personajes muy complicados, ya que provienen de otros paises y con otras jergas y maneras de expresarse, se tienen que esforzar en aprenderlo para que asi puedan comunicar con ellos, y posteriormente, quien lo vea, pueda dar una buena validación de ello.


También es sabido, que si alguien se tiene que meter en una mafia o una banda callejera, tendrá que aprender, casi siempre por voluntad propia, las costumbres para ser aceptado, si más no, de estar en sintonía con el grupo.


Y así mil y un casos posibles, que demuestran que para evolucionar en la comunicación entre dos o más personas, lo más importante son las ganas, el preguntar, el saber cómo hacer, y continuar aprendiendo. Y ahora viene la pregunta... Si tan obvio lo vemos en algunos casos, como los mencionados, ¿por qué no lo hacemos en nuestras relaciones más intimas? ¿Por qué?


A día de hoy, uno de los principales problemas en las relaciones de pareja es la comunicación. Cantidades inmensas de libros hablan de la comunicación, de que es imposible no comunicar, de la importancia de preguntar... etc... Y ahora me viene lo que dijo mi profesor de Tantra en el Master, Hari Dass: ¿trabajais en vosotros el saber qué le gusta a tu pareja?


¡Buena pregunta!


Es decir, somos capaces de aprender por voluntad propia, muchíssimas cosas... pero en temas de pareja, parece que nos olvidamos. Nos olvidamos de preguntar qué le gusta más, de preguntar cosas simples, de preguntar si esto lo ve bien o lo ve mal (sin acuse y sin reproche), así como de saber y recordar, entre esas preguntas, si en realidad estoy dando a mi pareja que solo viene de mi, o también hago cosas que nutran la relación.


No se trata de qué puedo hacer para que mi pareja sea feliz. ¡No es eso! Ahí ya saldrían lazos de codependencia... y no seria nada bueno. Sino de saber, qué cosas le gustan a tu pareja, y aunque algunas de ellas no vayan contigo, hagas el esfuerzo, llevado dsd el amor por la relación, el amor por él o ella, para que ambos os sintais felices. Por que... ¿no te hace feliz ver a tu pareja sonriendo, feliz o sorprendida por algo bueno? Eso a uno mismo también le nutre, hasta casi siempre, hasta más!!!


Pero no, muchas parejas siguen quedándose en un rol pasivo, o medio activo... haciendo que la relación se desnutra poco a poco. Hasta llegar a la monotonía, aburrimiento... y podríamos ir sumando en negativo. ¿Es ese tu caso? ¿Qué opinas?


Se trata de saber qué está en nuestra mano para poder nutrir la relación, ya que eso si que depende de nosotros. Nunca intentar cambiar al otro. Predicar con el ejemplo.


¿Cuanta energía nutritiva dedicas al día en tu relación? ¿Cuanto tiempo inviertes en desnutrirla? ¿Qué tal la balanza? ¿Cómo está?


Tal vez ya lo das todo por hecho y te olvidas de que es como una planta y se tiene que regar. Si yo me compro una planta, miraré qué necesita para que esté lo mejor posible. Ella de por si ya está llena de luz, y no es mi deber hacerme cargo de ello, pero si con mis palabras, preguntas, acciones, apoyo y sentimiento, le doy un poco más, eso nos hará felices a ambos. La planta también puede ser un buen ejemplo de apego, pues si la riegas demasiado esta se muere. Al igual que si dejas de enforcarte en ella, también se muere.


Repito, no se trata de que ahora hagamos un test a nuestra pareja, o futura pareja, y que nos esmeremos en hacerla feliz. Hay que vigilar: es fina la línea que separaría el apego de una nutrición sana. Pero tampoco caigamos en la pasividad, en qué ya no dediquemos al día varios momentos en nutrir la relación, ya sea con un verdadero abrazo, recordarle lo mucho que le quieres, una flor, un detalle....


Ei!!!! A quien teneis que conocer es a vuestra pareja y saber qué le gusta. Así como los primeros ejemplos lo hacían desde su voluntad interior, y no desde la obligación."

7 comentarios:

MORGANA dijo...

Una gran verdad,si señor..intentemos conocer sus gustos y hagamos cosas que aunque no nos gusten demasiado ,tan sólo por el hecho de ver feliz al otro,ya lo eres tú,al menos ese es mi planteamieno.
Besos y mil guiños,guerrera.
Morgana

Loli dijo...

Me acuerdo cuando una de nuestras primeras citas que estuvimos horas hablando sin parar, contandonos todo!!!...

Bss

L;)

Feliz dijo...

Los lenguajes no verbales son tan importantes como la misma lengua, en las relaciones de pareja, no sólo debemos fomentar el diálogo, sino los detalles diarios, creo q siendo feliz uno mismo, ayuda y mucho a que los demás también lo sean, incluyendo a su pareja. Cualquier tipo de dependencia me parece mala y dañina, pero sin caer en ella, creo que se puede llegar a convivir felizmente muchos años, con épocas buenas y malas, simplemente se trata de pensar un poco en el otro, en sus gustos, en su forma de ser y pensar, y sobre todo, se trata de respetar esa pequeña parcela que todos tenemos o debiéramos tener, y que sólo nos pertenece a nosotros mismos. Las sinceridad a la hora de convivir y la confianza mutua es algo que no debe de faltar, con mentiras y desconfianzas jamás llegaremos a ser felices en pareja, eso lo tengo muy claro. Gracias por tus reflexiones. Feliz semana.

WHO dijo...

La comunicación como parte del principio básico del querer saber del otro, de intentar agradar sin perder la esencia de cada uno de los miembros de la pareja, en definitiva, hablamos de generosidad, de crecimiento de oportunidades de conocer aspectos ajenos a los intereses propios para enriquecernos junto al otro.
Un beso generoso, Who.

Luz del Alma dijo...

Gracias Rosa por compartir éste hermoso texto de Carlos. Nos hace pensar para seguir creciendo, con ese otro que hemos elegido para compartir el viaje...
Abrazo de luz, Mirta

RICARDO MIÑANA dijo...

Un reflexivo y excelente escrito, la comunicacion
entre la pareja es fundamental para la relacion,
gracias por compartir, un placer leerte.
feliz semana.

Nélida dijo...

Si en una pareja falta la comunicación..."malo".
Nunca debemos dejar que se muera ese encanto del principio de una relación, hay que alimentarla siempre, es esencial que no falte la chispa, la alegría y la demostración del amor mutuo.